Nuestra casa

¿Cómo transformar de forma sencilla una habitación?

¡Hola a todos! Hoy queremos contaros como darle un cambio a una habitación de una forma muy sencilla, rápida y barata. ¿Y cómo es esto? Pues cambiando el color de las paredes.

Cuando llegamos a esta nueva casa, las paredes estaban pintadas de colores llamativos. Por ejemplo, nuestro salón tenía las cuatro paredes pintadas de un rojo oscuro intenso. Esta es la primera estancia de nuestro hogar a la que decidimos cambiarle el color para darle una nueva vida. Así es como estaba. Como podéis ver, además de hacer que la habitación pareciese más pequeña y oscura, las paredes estaban sucias y llenas de marcas.

_1_Inicio.jpg

Para darle luz y dar la sensación de amplitud decidimos pintar de un color más claro. A ninguno de los dos nos gusta demasiado el blanco en las paredes, así que después de mucho pensar y mirar nos decidimos por un tono gris muy clarito (Gris smoke6 de Luxens), y para darle un poco de carácter y que no resultase tan aburrido lo combinamos con un azul (Azul báltico1 también de Luxens). Aquí los colores parecen un poco oscuros, pero ya veréis como en la pared quedan mucho mejor.

_2_Colores.jpg

Primero vamos a daros algunos consejos que os pueden ser útiles para cuando pintéis una estancia. Una vez retirados o cubiertos los muebles, debemos encintar con cinta de carrocero el techo, los marcos de  ventanas y puertas, el rodapié, retirar o cubrir enchufes e interruptores y cubrir el suelo. Esto lleva un poco de tiempo al principio, pero nos ahorraremos marcas en techos y suelos y tener que limpiar gotas de pintura, porque por mucho cuidado con el que se ande siempre cae alguna donde no debe.

Una vez tengamos todo listo, lo primero que debemos hacer es lijar las paredes. Así eliminaremos el exceso de grasa y conseguiremos que la pintura se fije mejor. A continuación, vamos a reparar los pequeños golpes y arañazos. Para ello aplicamos masilla con ayuda de una espátula, cubriendo bien las imperfecciones. Dejamos secar, y una vez seca lijamos. Si en la pared hubiese pintura levantada, tendríamos que retirarla antes de aplicar la nueva con ayuda de una espátula y una lija. Si pintásemos por encima la pintura no se fijaría y acabaría levantándose al poco tiempo.

_3_Reparar defectos.jpg

Con las paredes perfectamente lisas y limpias podemos comenzar a pintar. Pintamos con un rodillo y recortamos los bordes y las esquinas con una brocha. En nuestro caso, al pintar en dos colores diferentes, tuvimos que esperar a que secase el primer color para luego encintarlo y poder pintar con el segundo tono.

_4_Pintando.jpg

_5_Pintando.jpg

_6_Pintando.jpg

_7_Pintando.jpg

Esto fue lo que nosotros hicimos, y este es el resultado. Cómo podéis ver, con un poco de color cambia muchísimo. El gris claro en las paredes, junto con las cortinas blancas, dan mucha luz.

_11_antes e despois.jpg

_8_antes e despois.jpg

_9_antes e despois.jpg

_10_antes e despois.jpg

El resto de elementos siguen igual (teníamos detalles en rojo, como unas macetas, que ahora destacan mucho más). Lo único que cambiamos, a parte del color fue la alfombra que tenemos junto al sofá. Escogimos la alfombra Stillebäk de Ikea, que casualmente coincide con los colores de las paredes. ¿Os gusta el cambio?

 

_12_antes e despois.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s